Bota seguridad Trotta

A la hora de elegir botas y calzado de seguridad, es importante tener en cuenta una serie de factores para garantizar la protección del trabajador y prevenir posibles accidentes laborales. En este artículo, vamos a reparar los principales aspectos a tener en cuenta para elegir el calzado de seguridad adecuado.

  1. Normativa de seguridad: Es fundamental asegurarse de que el calzado cumple con las normativas de seguridad aplicables en cada país o región. Por ejemplo, en Europa la normativa de seguridad es la EN ISO 20345, mientras que en Estados Unidos es la ASTM F2413. Estas normativas establecen los requisitos mínimos que deben cumplir los zapatos de seguridad para proteger al trabajador.
  2. Tipo de trabajo: Es importante tener en cuenta el tipo de trabajo que se va a realizar, ya que esto determinará el nivel de protección que se necesita. Por ejemplo, para trabajos en la construcción se necesitarán botas con puntera de acero y suela antideslizante, mientras que para trabajos con sustancias químicas se necesitarán botas con protección química.
  3. Comodidad: El calzado de seguridad debe ser cómodo para evitar problemas como ampollas o rozaduras. Es recomendable elegir un calzado que se adapte bien al pie y que tenga una buena amortiguación para reducir el impacto en las articulaciones.
  4. Material: El material del calzado también es importante. En general, se recomiendan materiales resistentes y duraderos, como el cuero o la piel. Además, es recomendable elegir un calzado que permita la transpiración para evitar la acumulación de humedad y prevenir infecciones.
  5. Protección adicional: dependiendo del tipo de trabajo, puede ser necesario elegir un calzado con protección adicional, como una puntera de acero para proteger los dedos o una suela antiperforación para evitar lesiones en la planta del pie.
  6. Talla: Es fundamental elegir la talla correcta para evitar problemas de confort y seguridad. Es recomendable medir los pies para asegurarse de elegir la talla correcta, ya que los pies pueden variar de tamaño a lo largo del día.
  7. Mantenimiento: Por último, es importante cuidar y mantener el calzado de seguridad para garantizar su durabilidad y protección a largo plazo. Es recomendable limpiar el calzado regular y cambiarlo cuando esté desgastado o dañado.

En resumen, elegir el calzado de seguridad adecuado es fundamental para garantizar la protección del trabajador y prevenir posibles accidentes laborales. Es importante tener en cuenta la normativa de seguridad aplicable, el tipo de trabajo, la comodidad, el material, la protección adicional, la talla y el mantenimiento para elegir el calzado adecuado.

Los modelos Kalder y Trotta son botas de seguridad fabricadas en España que cumplen con la normativa EN ISO 20345:2011 y el marcado CE. Estas botas ofrecen una gran protección para el pie, con un grado de protección S3 CI SRC METAL FREE.

La protección de las botas Kalder y Trotta es excelente gracias a una serie de elementos de seguridad integrados. La puntera interna, realizada en composite resistente a un impacto de 200 J de energía ya una compresión de 15 kN, protege los dedos de los pies de lesiones por aplastamiento. La plantilla antiperforación textil es otra característica clave que ayuda a prevenir lesiones en la planta del pie.

El material de las botas también es importante. La piel hidrófugada negra de 1.8-2.0mm de grosor es resistente y duradera, lo que las hace ideales para entornos de trabajo difíciles. El triple cosido de hilo naranja y los cordones de poliamida los hacen más resistentes.

La comodidad también es importante, y las botas Kalder y Trotta están diseñadas para ofrecer una gran comodidad. El forro textil de poliamida las hace transpirables y la plantilla anatómica, transpirable y extraíble, las hace más higiénicas.

Suela antiperforación

La entresuela fabricada en Poliuretano (PU) expandido inyectado directamente en el corte (sin cosidos ni pegados) de color negro, ayuda en la absorción de impactos en el talón. Y la suela fabricada en patín de Poliuretano (PU) de alta densidad inyectado directamente en el corte (sin cosidos ni pegados) en color naranja de gran resistencia mecánica, ofrece una gran tracción y estabilidad en superficies irregulares.

En resumen, las botas Kalder y Trotta son una excelente opción para cualquier persona que necesite un calzado de seguridad de alta calidad y protección en el trabajo. Con su diseño resistente y cómodo, estas botas ofrecen una gran protección para los pies en una amplia variedad de entornos de trabajo difíciles.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *